Graciela Caplan

Las personas valiosas nunca se van. Un pedazo de ellas queda dentro nuestro, para que recordemos lo importante que fue, es y será para nosotros su accionar, su espíritu solidario, su pensar siempre en los demás. Graciela era un maravilloso ser humano que se prodigaba en la vida real y en los mundos virtuales, con generosidad y sin pedir nada a cambio.Un ejemplo de vida. Un modelo a imitar.

miércoles, marzo 15, 2006

Emmanuelle

Graciela, colaboradora, pero sobre todo amiga.
Teníamos muchos planes conjuntos para este año 2006 que no podrán hacerse realidad, pues tu entusiasmo, empuje y positivismo son irremplazables.
Tu labor como corresponsal y difusora de la actividad de la Fundación y del Seminario SIDAR en Argentina, y en general en Latinoamérica, fue un ejemplo de entrega y tesón.
Te extrañaremos siempre, y siempre recordaremos tu calidez, generosidad y entrega.
Emmanuelle Gutiérrez y Restrepo

1 Comments:

Blogger Nora Manrique said...

Graciela fue mi "maestra" en la materia Edición electrónica y Multimedia de la Carrera de Edición. Percibí inmediatamente su bondad, su solidaridad, su humildad. Ese deseo convertido en acción por integrar al otro.
Como dice Carlos Neri todos somos irrpetibles pero Graciela indudablemente lo será. Muchas gracias por todo lo recibido, muchas gracias por tu vocación de transmitir y brindar. Un beso grande hasta donde se encuentre la luz de tu ser.
Nora Manrique

10:55 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home